DANZAS: Legado del Son

a  BOLERO

El bolero es un género musical bailable de tiempo lento, que nació en Cuba a fines del siglo XIX como un heredero del bolero español, pero con sus propias características musicales. Una de estas son sus letras románticas y de marcado carácter reflexivo, que hace del bolero un baile asociado a los sentimientos (generalmente acerca del amor y el desamor) y de gran sensualidad. En el bolero tradicional es total la fusión de factores hispanos y afrocubanos, que aparecen tanto en la melodía como en el acompañamiento de la guitarra. En cuanto al ritmo, el bolero guarda una estrecha relación con el danzón y la habanera, aunque su baile es más parecido al son.

El primer bolero conocido fue compuesto por el trovador Pepe Sánchez en 1885, y lleva el título de "Tristezas". Pepe Sánchez pertenece a la llamada generación de trovadores cubanos y fue un pionero en definir los rasgos del estilo bolero. Nacido en Santiago de Cuba, pasó posteriormente a la Habana y el Caribe, y es a finales del siglo XIX, cuando el bolero comienza su etapa de formación y estructuración. Los boleros que definieron totalmente este ritmo son Vereda Tropical y Nocturnal, grabados por Pedro Vargas. Es entonces cuando nace el bolero bailable. Con la influencia cubana del trío Matamoros que combinó el son oriental con el bolero, en 1927 éste se hace totalmente bailable.

El ritmo en el bolero es de 4x4. Este ritmo se establece en un compás de cuatro tiempos. Al bailar bolero, la pareja empieza a moverse en el segundo tiempo, dando un paso rápido; en el tercer tiempo da otro paso rápido y en el cuarto tiempo da otro paso al que se llama lento, pues en el siguiente tiempo (el primero del siguiente compás) no se da ningún paso, sino que tan sólo se mueve la pelvis.

El bolero es el baile más romántico y sentimental del Caribe. Su simplicidad lo hizo popular en todo el mundo, llegando a ser uno de los ritmos más bailados en todos los ambientes, y en todas las clases sociales. Es el baile con más carga erótica y sensual que ningún otro, incluso más que el tango. Su razón de ser consiste en abrazar a la pareja y transmitirle amor sensual. El movimiento de caderas en el bolero es el mismo que en la rumba. Así, aunque en uno de los cuatro tiempos del compás no se dé ningún paso, la pelvis no se para sino que continúa moviéndose.

Para bailar el bolero, los bailarines se paran enfrentados, con los cuerpos pegados y los brazos en lo que se conoce como la posición tropical (los antebrazos juntos y en forma vertical). Su movimiento consta tan sólo de dos partes distintas que se repiten constantemente una tras otra a lo largo del baile; en ellas la pareja gira muy lentamente hacia la izquierda permaneciendo prácticamente en el mismo sitio. Ambas partes son comunes para el hombre y la mujer, sólo que cuando el hombre mueve el pie derecho, la mujer mueve el izquierdo y viceversa; por tanto, cuando él está haciendo los movimientos de una de los dos partes, ella está haciendo los de la otra

 

a  Cha-Cha-Cha

El Chachachá fue creado por el violinista y director de orquesta cubano Enrique Jorrín en 1948, fruto de sus experimentaciones con la forma, la melodía y el ritmo del danzón. Es el baile más reciente incorporado en la modalidad de bailes latinos. El chachachá es un baile intermedio, ni muy lento ni muy rápido, lo que lo hace un género fácilmente bailable por todos, en contraste con el Mambo, donde la música es más rápida y el ritmo más complicado.

El ritmo en el chachachá se desarrolla en un compás de cuatro tiempos. Los pasos que se siguen para bailar chachachá son simples y fáciles de seguir: en el primer tiempo se da un paso, en el segundo otro, en el tercero dos pasos de medio tiempo cada uno y en el cuarto tiempo otro paso. Los pasos que duran un tiempo se llaman lentos y los que duran medio tiempo, rápidos. El chachachá es un baile tropical con una gran difusión dentro del baile de salón. La posición de la pareja es con los cuerpos juntos y los brazos al estilo tropical, realizándose además el característico movimiento de caderas de los bailes caribeños.


La posición abierta de los bailarines también es característica de este baile. El chachachá deriva del mambo, por lo que todas las figuras del mambo se pueden hacer al bailar chachachá. Sin embargo, no todas las figuras del chachachá se pueden hacer en el mambo, ya que la unidad básica de aquél cuenta con dos pasos más que la de éste. Aunque tengan figuras comunes, en general el baile del chachachá resulta más lento, suave y elegante que el del mambo.


a  Danzón

Como la habanera, el danzón también nace de la contradanza y la danza criolla y se escribe en compás de 2x4, a partir de un ritmo dominicano: el cinquillo. El cinquillo es en realidad un grupo de cinco notas que se adecúan al valor musical de cuatro. El danzón es un baile más lento y cadencioso que la contradanza, con las parejas bailando abrazadas, en permanente contacto, prácticamente sin moverse de su sitio, con una postura similar a la del tango pero con la particularidad de que los dos mantienen la mirada. Al tener en su estructura una parte repetida, el ritmo del Danzón es pegadizo, pero la unión de instrumentos de viento le agregan misterio, logrando un contraste que facilita la comunicación en el intercambio de miradas.


Musicalmente, el danzón está compuesto por una introducción de ocho compases, que se repite para hacer un total de 16 antes de entrar en la llamada parte del clarinete, luego viene nuevamente la introducción, que funciona en este caso como puente, y se pasa a la parte de los metales (violín en la charanga), que por la mayor duración de las figuras ofrece un estilo mas lento. Su longitud es de 32 compases, volviendo a la introducción repetida.

 

a  Mambo

Derivado de una estrofa rítmica del danzón cubano, el mambo apareció por primera vez en 1938 en un danzón titulado Mambo de Orestes López. Al igual que otros bailes caribeños, la forma de bailar el mambo deriva del son. Pérez Prado reelaboró la estructura musical con arreglos inspirados en los de las orquestas de jazz, introduciendo trompetas y saxos con la percusión cubana y creando este nuevo ritmo, cuyo más grande éxito fue "Qué rico el mambo".


El mambo es uno de los más rápidos de los bailes tropicales, y tiene una característica común con el bolero: en ambos el movimiento comienza en el segundo tiempo de la música, lo que les hace más sensuales, a lo que hay que añadir el característico movimiento de caderas de los bailes caribeños. Al pasar el mambo original a las generaciones siguientes, éstas generalmente tomaron un camino más fácil, empezando a moverse en el primer acento y no en el segundo. Por ello, actualmente son muchos los que bailan el mambo dando tres pasos en los tres primeros tiempos y una pausa en el cuarto tiempo. Al igual que en los restantes bailes tropicales, el mambo se puede bailar con los cuerpos juntos, aunque es más común que los que bailan el mambo, por su dinámica y la dificultad de algunas figuras, lo hagan separados. El mambo suele ser un baile muy vivo y con numerosos giros, pero sin avanzar mucho sobre la pista.


a  Merengue

El merengue tiene sus antecesores en la calenda y la chicha, bailes de las tribus llevadas como esclavos a América; son bailes de pareja que se hacían al aire libre. En la República Dominicana se integró en los sectores sociales más populares debido a la facilidad del baile, hasta adquirir en el Siglo XX el carácter de baile nacional. La clase alta, en cambio, no aceptó esta danza hasta bien avanzado el siglo XX, por esta vinculación con la música africana y por el aspecto erótico de las letras. Hay varios tipos de merengue: cibaeño, apambichao y coeño. La estructura musical se escribe en 2x4 y consta de tres partes: paseo, merengue y jaleo.

Para bailar merengue, el paso básico es un patrón de dos pasos extremadamente sencillo, aunque require un movimiento de la cadera hacia la derecha que se hace un poco difícil de aprender. Al bailar el merengue, los hombres y las mujeres se paran en una posición similar a la del vals, y desde esa posición dan un paso al lado en lo que se llama "paso de la empalizada", pudiendo entonces dar vuelta a la derecha o a la izquierda. Esto se llama merengue de salón, en el cual las parejas nunca se separan. Hay también otro estilo qué se llama merengue de figura en lo cual los bailarines dan vueltas apartes, pero siempre tocando la mano de su pareja.

 

a Reggaeton

El Reggaeton es un estilo de música popular entre jóvenes de muchos países de América Latina, en especial, de los países caribeños, aunque se está haciendo tremendamente famoso  al "otro lado del charco", destacando en España.
Es un ritmo fácil de bailar y que provoca movimientos muy sensuales, llegando a ser considerados incluso como eróticos.

 

Sincronización en el ritmo del Reggaeton
El Reggaeton se compone, principalmente, de un ritmo repetitivo y de líneas de bajo. Este ritmo es casi clónico en todas sus canciones, dando a veces la sensación de que, aun escuchando diferentes canciones, siempre se está oyendo la misma.
Tiene una sincronización característica por la cual se guían la mayoría de las canciones, dando una referencia que facilita el baile típico practicado en este género y denominado el Perreo.



Letras de las canciones del Reggaeton
Las líricas del Reggaeton se caracterizan por apoyarse en la rima para lograr que la canción sea pegadiza y fácil de recordar y así, ser identificativa para el público. Sus letras no están muy elaboradas pero cumplen su función. El léxico que se emplea está lleno de modismos y expresiones populares que le dan alegría o gracia, o melancolía, dependiendo del caso.


Los temas tratados en las canciones de Reggaeton cuando comenzó a escucharse eran, sobre todo, una denuncia social y forma de manifestación. Con el paso del tiempo, se empezaron a utilizar temas dentro de un estilo mucho más comercial, aunque las letras siguieron y siguen siendo muy simples. Uno de los principales temas de los que se habla en el Reggaeton, es el sexo. En ocasiones, este tema es manejado de forma discreta pero en otras, sin embargo, la letra es sexualmente explícita.


También, algunas de sus letras son calificadas por críticos como simples y machistas, incluso que llegan a burlarse del género femenino. No obstante, no todo son temas controvertidos. Algunas canciones contienen temas amorosos y sentimentales, como, por ejemplo, "Aunque te fuiste" de Don Omar, o "Tu príncipe" de Daddy Yankee feat. Zion y Lenox, o "Dile Mar" de Divino, dándole así un toque romántico al Reggaeton.



Voces de los cantantes de Reggaeton. Rol del DJ
Otra característica dentro de la música del Reggaeton son las voces estridentes, que son distorsionadas con equipos electrónicos, añadiendo un suave eco que le da más poder a cada palabra pronunciada.


Las voces de los intérpretes cumplen una función importante dentro del género del Reggaeton, llegando a tomar el rol de la música. Pero tan importante como es la voz del cantante, es el trabajo del Disc Jockey o DJ, que es el encargado de mezclar la música. La clave del éxito de una canción de Reggaeton dependerá de una armonía entre ambos, el DJ y el cantante, y de una letra pegadiza (por ej. "La Gasolina" de Daddy Yankee).


Tal llega a ser la importancia del DJ que, por lo general, al inicio de las canciones y actuaciones, los cantantes nombran al o a los DJ's que mezclan la música para dicha canción.

 

 

a Timba

La Timba, también conocida como Hipersalsa, no es un nuevo ritmo sino un nuevo sonido, que nace en Cuba de la mano de Manolín "el Medico de la Salsa". En la Timba se fusionan el Son, la Salsa, el Rap y el Pop, y el baile es totalmente libre: se puede bailar en pareja o de forma individual, y su característica son los movimientos espasmódicos de todo el cuerpo y gestos con las manos que van siendo improvisados por el bailarín al ritmo de la música.


El permanente ataque rítmico del piano, la batería, la tumbadora y los timbales se apoya sobre el instrumento que es el gran protagonista de este asunto: el bajo. Este instrumento desarrolla un tumbao con una cadencia tan particular como contagiosa, un frenético pulso interior que le permite a los bailarines más experimentados desarrollar vistosas coreografías con sobredosis de giros y piruetas, y con el clásico meneo de caderas que es marca registrada de las cubanas.

 

a Rumba

Se cree que el origen de la rumba proviene de la mezcla del flamenco (llevado por los españoles a Cuba) y de los ritmos de los esclavos africanos. La palabra rumba procede de España, y originariamente no se refería al baile, sino a las mujeres de vida alegre, "mujeres de rumbo", lo que marcaba a la rumba como algo frívolo y lleno de prejuicios. En un principio, el término era sinónimo de fiesta popular, y de la música que se tocaba, cantaba y bailaba en éstas fiestas. Los conjuntos de son tomaron algunos elementos de estas músicas dándoles estructuras más concretas, a las que se etiquetó como rumba, y englobándose dentro de este término el guaguanco y la conga.

En Cuba existen muchos bailes denominados rumba, que se concretan principalmente en tres estilos: el yambú, la columbia y el guaguanco. El más conocido de todos es el último, que integra más elementos procedentes de España, como el traje de rumbera y el pañuelo.

El ritmo se desarrolla en medio compás de 4x4, es decir, en dos tiempos. En el primer tiempo se dan dos pasos de medio tiempo cada uno (rápidos) y en el segundo se da un solo paso (lento). Este paso lento se da en medio tiempo y en el medio tiempo siguiente no se da paso, pero la pelvis sigue moviéndose para marcar la cadera de la pierna que se acaba de mover.


La auténtica rumba cubana no es un baile de salón. En ella el hombre y la mujer bailan sin tocarse. Pero debido a la poca aceptación que tenía este baile entre las clases acomodadas (que la veían como prostibularia y obscena), fue surgiendo una forma de bailar la rumba como baile de salón, cuyos pasos básicos tenían su origen en los movimientos del danzón, y por tanto cierto color europeo. Por otro lado, en Estados Unidos surgió un estilo conocido como rumba lenta, que más tarde pasó a Europa: este estilo musicalmente es un bolero un poco más rápido (también llamado "bolero rítmico"), pero la forma de bailar es muy similar al danzón, coincidiendo así en los pasos básicos con la rumba de salón.

Por lo tanto, se puede decir que existen dos estilos para bailar la rumba: la rumba lenta, más elegante y romántica; y la rumba cubana, más rápida y alegre. La posición de los bailarines es igual que en los otros bailes caribeños como el merengue, chachachá y mambo: los cuerpos muy juntos y los brazos al estilo tropical, acompañados por el típico movimiento de caderas caribeño.

 


Copyright ©2009 AngelesSalsa.cl